+34 93 393 31 27 / +34 93 393 31 65 / +34 93 254 64 71 info@lopezgil.com
tratamientos-faciales-skin-laser-clinica-dermatologica-barcelona-teknon-rejuvenecimiento-dr-lopez-gil

¿Sabes qué tipo de piel tienes? Trucos para descubrirlo y cuidarla mejor

¿Sabes qué tipo de piel tienes? Trucos para descubrirlo y cuidarla mejor

dermatologo-barcelona-tractamientos-faciales-estetica-arrugas-botox-patas-de-gallo-dermatologia-dr-lopez-gil-consulta-barcelona-teknon

La piel es la barrera que nos protege de factores externos que nos rodean, por lo que es esencial saber cómo cuidarla. Aunque nuestro tipo de piel viene determinado genéticamente, no hay que olvidar que la epidermis (la capa más superficial de la piel) está en contacto directo con el ambiente. Así, las características de nuestra piel pueden variar en función de las condiciones externas e internas a las que está sometida.

Es esencial que sepamos cómo cuidar y mantener nuestra piel sana para que ésta pueda cumplir con su función protectora. Por ese motivo, te explicamos cuáles son los cuatro tipos de piel más comunes y cómo debemos cuidarla en cada caso:

  • Piel normal: es una piel bien equilibrada, ni demasiado seca ni tampoco grasa. Las personas con piel normal tienen poros finos y pocas impurezas. Eso se debe a que la piel está bien hidratada, lo que la mantiene fuerte y flexible. Eso no significa que no debamos cuidarla, puesto que la piel tiende a volverse más seca con la edad. Además, también debemos protegerla de condiciones extremas como el frío, ambientes muy secos y la exposición al sol. Por lo tanto, es muy importante mantener la piel limpia e hidratada, y hacer uso de un protector solar cuando sea necesario.
  • Piel grasa: la piel grasa es un tipo de piel que se caracteriza por producir una cantidad excesiva de sebo. La acumulación de sebo en los poros propicia la aparición de imperfecciones en la piel como granos, comedones y espinillas y de diferentes tipos de acné. Las principales causas de la aparición del acné son la genética, los desajustes hormonales, el uso de algunos fármacos, o la utilización de cosméticos inadecuados. Para cuidar este tipo de piel, debemos mantenerla limpia y aplicar cremas y productos no comedogénicos o oil free, apropiados para las pieles grasas. 
  • Piel seca: se trata de un tipo de piel que produce menos sebo que la piel normal. La piel seca carece de los lípidos necesarios para retener la humedad y protegerse del calor exterior, lo que deteriora la función de escudo protector de la piel. Se trata de una piel fina, que puede volverse áspera y tirante. La ausencia de hidratación hace que se vuelva una piel más frágil y sensible, vulnerable a los factores ambientales que la rodean. En este caso, será esencial mantener una piel bien hidratada para evitar que lleguen a producirse descamaciones o picores.
  • Piel mixta: las pieles mixtas suelen variar en función de la zona, combinando características de las pieles grasas y de las pieles secas. De este modo, la llamada zona T, que incluye la frente, la nariz y el mentón, es más grasa y presenta impurezas como poros y espinillas. Sin embargo, la zona de las mejillas tiende a estar más seca, por lo que la piel está más tirante de lo normal. Para las pieles mixtas, se recomienda mantener limpia la zona T usando productos suaves, mientras se mantienen las zonas más secas bien hidratadas.
piel-acne-adolescenia-limpieza-facial-habitos-beauty-beautytips-consejo-dermatologia-dermatolego-dr-lopez-gil-consulta-barcelona-clinica-teknon

Sea del tipo que sea, para mantener una piel sana es esencial no caer en el autodiagnóstico. El uso de cremas y productos no apropiados para nuestro tipo de piel puede hacer que el aspecto y la salud de nuestra piel empeoren. Por ese motivo, le recomendamos que venga a visitarnos a la consulta dermatológica Dr. López Gil, ubicada en la clínica Teknon de Barcelona. Allí, uno de nuestros dermatólogos especialistas realizará una revisión de su piel y podrá recomendarle qué tipo de cremas serán más beneficiosas para su caso particular.

Reserva tu cita online aquí

Autor

Dr. López Gil

Sin comentarios

¿Y tú qué opinas?