+34 93 393 31 27 / +34 93 393 31 65 / +34 93 254 64 71 info@lopezgil.com

drlopezgil_dermatologia_barcelona_600x200_enfermedades_transmision_sexual_ets

¿Qué es?

El virus del papiloma humano (VPH) integra un grupo de más de 150 tipos de virus que mayoritariamente se manifiestan con lesiones benignas como las verrugas o condilomas. Sin embargo, hay algunos con una especial capacidad para infectar el área genital, responsables de poder originar cáncer de útero, de vagina, vulva o pene.

¿A quién afecta?

El VPH es tan común que casi todos los hombres y mujeres activos sexualmente lo tienen o lo han tenido en algún momento de su vida y la mayoría no lo saben ni lo sabrán que la han adquirido.

Las personas consideradas de alto riesgo son:

  • Personas que tienen una conducta sexual de alto riesgo por no utilizar ningún método de prevención
  • Mujeres jóvenes menores de 25 años y en mujeres de 40-45 años
  • Fumadores
  • Mujeres con un alto número de embarazos
  • Malnutrición
  • Sistema inmunológico deprimido

Sintomatología

La mayoría de las infecciones por VPH no provocan sintomatología y desaparecen por sí solas. Ahora bien las que no desaparecen pueden desarrollar verrugas o cáncer, según el tipo de VPH que se haya adquirido.

Es importante saber que las verrugas o el cáncer pueden tardar años en aparecer después de que una persona se haya infectado.

Haber sufrido la infección por un tipo concreto de VPH en el pasado, no garantiza que no se pueda volver a sufrir una nueva infección por el mismo tipo.

Causas

El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común. Se transmite al mantener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona infectada por existir contacto entre mucosas. Se puede transmitir incluso cuando la persona infectada no presenta sintomatología.

Tipos

Lo podemos clasificar según su virulencia:

  • Ningún riesgo: no tienen efectos perjudiciales en absoluto
  • Bajo riesgo: pueden provocar verrugas genitales, ano, boca o garganta.
  • Alto riesgo: pueden provocar cambios celulares que pueden inducir un cáncer del cuello uterino, vulva, vagina y ano. En los hombres, pueden provocar cáncer anal y de pene.

Tratamiento

La mayoría de infecciones por el virus del papiloma humano desaparecen por sí solas entre el 8 – 13 mes de la infestación. Sin embargo hay ciertas infecciones que no desaparecen y se quedan con estado latente en el cuerpo durante años sin ser detectadas. Es por este motivo que muchas veces es muy difícil determinar el foco de infección.

Aunque en la actualidad, no existe un tratamiento médico específico antivírico, las verrugas genitales se suelen tratar con aplicaciones tópicas, crioterapia o bien con tratamiento láser.

Se recomienda realizar frotis de raspado cervical (Papanicolau), así como los tests específicos de forma rutinaria como prevención y como detección precoz de un posible cáncer de cérvix, sobre todo en las personas consideradas de alto riesgo.