+34 93 393 31 27 / +34 93 393 31 65 / +34 93 254 64 71 info@lopezgil.com

drlopezgil_dermatologia_barcelona_600x200_cuperosi

¿Qué es?

Se caracteriza por la abundancia de vasos capilares dilatados visibles. Es una afección vascular de la piel que se caracteriza por presentar enrojecimiento debido a la dilatación de los vasos capilares que irrigan la dermis. Sucede como consecuencia del aumento de presión sanguínea en las venas superficiales de la zona de las mejillas, nariz, escote y cuello. No es contagiosa. Es crónica y recurrente.

¿A quién afecta?

Sobre todo afecta a las mujeres a partir de los 30 años y tiende a aumentar con la edad. La piel blanca, clara y fina es la más susceptible. En cuanto a los hombres, es menos frecuente, y suele aparecer en la nariz.

Las personas estresadas, nerviosas y emotivas son las que con mayor frecuencia presentan estos episodios de vasodilatación.

Causa

Se desconoce la causa que provoca la cuperosis, pero podemos afirmar que intervienen:

  • Factores hereditarios
  • Ciertos medicamentos (hipotensores o corticoides tópicos).
  • Factores alimentarios (abuso del café, alcohol, tabaco o comidas especiadas).
  • Situaciones emocionales intensas, estrés, cansancio y nervios.
  • Situaciones extremas de temperatura (exposición al sol, viento, frío).
  • Contaminación ambiental (humo, dióxidos, plomo, tabaco…).

Sintomatología

La mayor característica es la presencia de telangiectasias, que son pequeñas venas varicosas, en la zona de las mejillas y aletas de la nariz. Este fenómeno se denomina FLUSHING y suele causar molestia a las personas que lo padecen ya que se incomoda y molesta estéticamente.

Tratamiento

La aplicación de cremas es un tratamiento que ayuda a disminuir el riego sanguíneo y por lo tanto disminuir el enrojecimiento, pero no elimina el problema, así que sólo se aconseja como prevención.

Para eliminar radicalmente el exceso de capilares se necesita tratar la zona con láser vascular. Este cierra definitivamente las venitas dilatadas que provocan el enrojecimiento. Para conseguir la eliminación total suelen ser necesarias tres o cuatro sesiones a lo largo del año para conseguir su eliminación, pero depende de cada caso particular. El procedimiento es indoloro pero durante los dos o tres días posteriores al tratamiento puede ocasionar pequeñas molestias.

Consecuencias

Si durante la aparición de los primeros síntomas no se toman las medidas preventivas necesarias, la cuperosis puede derivar y evolucionar hacia rosácea.