+34 93 393 31 27 / +34 93 393 31 65 / +34 93 254 64 71 info@lopezgil.com

dr-lopez-gil-dermatologo-barcelona-dermatitis-seborreica-caspa-pelo-cabello-tratamiento-600x200

¿Qué es?

La dermatitis seborreica o eczema seborreico es un trastorno cutáneo de poca gravedad, no contagioso y muy común en la población. Consiste en una inflamación crónica que hace que se formen escamas, de color blanco o amarillo, de aspecto untuoso que pican y pueden seguir con o sin enrojecimiento cutáneo. Aparece en las zonas más grasas del cuerpo, como son el alrededor de la nariz, la frente, las cejas, las pestañas, los párpados, los labios, detrás de las orejas y / o el pecho. Una forma especial, particularmente frecuente, es la dermatitis seborreica del cuero cabelludo, popularmente conocida como caspa.

No es una afección grave pero puede ser muy incómoda debido al prurito o bien a las lesiones que aparecen en las zonas visibles del cuerpo. Tiene dos picos de incidencia: durante el primer año de vida y después de la pubertad.

La dermatitis seborreica en bebés, la conocida costra láctea, es una afección inofensiva y temporal que suele aparecer durante las primeras semanas de vida hasta los tres años.

¿A quién afecta?

La dermatitis seborreica es una afección muy común que afecta a un 20% de la población, sobre todo el sexo masculino.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la dermatitis seborreica. Se cree que se debe a una combinación de diferentes factores:

  • Sobreproducción de grasa en la piel
  • Irritación provocada por el hongo Malassezia
  • Factores genéticos
  • Afecciones neurológicas (Parkinson, traumatismo craneal, accidente cerebrovascular)
  • Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)
  • Niveles hormonales
  • Otros factores como: estrés, fatiga, climas extremos, champú inadecuado, lociones que contienen alcohol u obesidad.

Sintomatología

Los síntomas más característicos de la dermatitis seborreica son:

  • Escamas cutáneas blancas o amarillentas, la conocida “caspa”
  • Lesiones en la piel
  • Costras
  • Enrojecimiento leve
  • Piel aceitosa
  • Prurito
  • Eritema leve
  • Caída del cabello (poco frecuente)

Tratamiento

El tratamiento habitual es sencillo, aunque lo más importante para conservar la piel sin lesiones es llevar a cabo un mantenimiento, como mínimo, una vez por semana.

Encontramos diferentes opciones terapéuticas:

  • Antifúngicos para regular la flora cutánea
  • Antiinflamatorios (corticoides, inhibidores de la calcineurina)
  • Queratolíticos (ácido salicílico, urea)
  • Reductores (COALTER saponinas)

Este último grupo de tratamientos, los reductores, son especialmente útiles para la dermatitis seborreica del cuero cabelludo, ya que existen en forma de champú y, aplicados dos o tres veces a la semana, permiten eliminar la caspa en la mayoría de ocasiones.

Muy a menudo es necesario un tratamiento de choque, más intensivo, durante un período de dos o tres semanas, y posteriormente uno de mantenimiento, de duración indefinida, aplicado de forma ocasional durante la semana. Aunque el tratamiento es sencillo, la dermatitis seborreica suele ocasionar problemas estéticos notables al paciente que la padece, pues aparece en zonas especialmente visibles como la cara, tal y como se ha mencionado. Por este motivo, vale la pena consultar con su dermatólogo para encontrar el tratamiento más simple y efectivo en su caso, para hacer desaparecer el enrojecimiento y la descamación.